Abrimos la caja de pandora: Los 1260 millones para los partidos.

Alrededor de los muy mencionados 1,260 millones de pesos que serán asignados a los partidos políticos en un año no electoral, han surgido muchas interrogantes por eso decidimos saciar algunas dudas, vamos por partes: 

¿Por qué 1,260 millones? ¿Quién decide cuánto se le da a los partidos políticos? 

Actualmente, el Presidente lo decide, asignando la suma en el Presupuesto General del Estado. 

La antigua ley electoral 275-97 asignaba un medio (1/2%) de los ingresos nacionales en los años de elecciones y un cuarto por ciento (1/4%) en los años que no haya elecciones.  Sin embargo, la nueva ley de partidos (33-18), no asigna un porcentaje específico, quedando a criterio del Poder Ejecutivo el monto a asignar.

Esto significa una debilidad institucional y atenta a la democracia, dejarle a la discreción al partido de turno la facultad de asignar dicho presupuesto. 

¿1260 millones es un monto descabellado? 

Aunque la ley actual no tipifica un monto o fórmula para calcular la suma de dinero que recibirán los partidos, los 1,260 millones es lo que se acostumbraba a otorgar según el cálculo que se hacía en la ley anterior.  No obstante, gran parte de la sociedad favoreció que por la crisis financiera se rebajara a un 50% los fondos a asignarse. 

Cabe destacar, que antes de estas elecciones eran 4 partidos mayoritarios PLD, PRM, PRD y PRSC que recibían el 80% de los fondos y ahora solo se reparten en 2 partidos mayoritarios, PLD y PRM. Esto quiere decir que la reducción del 50% no le afectaría al partido de gobierno ni al PLD.

¿Por qué necesitan dinero los partidos en un año no electoral?


Los partidos deben presentar un presupuesto general, no desglosado, conteniendo los programas a desarrollar en ese año y  por ley deben invertir los recursos de esta forma: 

  • No menos de (10%) será destinado a los gastos de educación y capacitación. 
  • Un (50%) para cubrir los gastos administrativos operacionales de la organización política (pago de personal, alquiler, servicios y otros).
  • Un (40%) para apoyar las candidaturas en todo el territorio nacional. Será distribuido de acuerdo a las obligaciones del partido en año no electoral. 

Aunque para la población rebajar en un 50% la cuota que reciben los par­tidos políticos en año no electoral, fue una buena noticia, es algo que debían aprobar las y los legisladores y algunos hicieron una fuerza opositora grande en el Congreso para que no sucediera. 

Digamos que se dió una pelea de intereses, te hacemos un pequeño recuento: 

  1. El Poder Ejecutivo sometió el Presupuesto General del Estado con impuestos muy altos y la suma de los 1260 millones para los partidos. 
  2. En octubre el Presidente anunció que propondría a los legisladores rebajar a un 50% la cuota que reciben los par­tidos y no aplicaría el alza de impuestos. 
  3. El Poder Ejecutivo presenta el proyecto de Presupuesto General del Estado con adendas* al Congreso, sin el alza de impuestos y rebajado el presupuesto a los partidos. 
  4. Legisladores del PLD, FP y otros, se oponen rotundamente a la reducción de los fondos. 
  5. Los legisladores aprueban el presupuesto creyendo que lo están aprobando sin la reducción. 
  6. El gobierno utilizó una especie de tecnicismo para manifestar que dentro de esa adenda si estaba la reducción. Agregó un artículo a la ley de presupuesto que permite al Poder Ejecutivo hacer “ajustes a recursos asignados” o “a apropiar un monto inferior” para algunas instituciones entre ellas… la JCE. 
  7. Exclamaron los legisladores que fueron engañados…
  8. En febrero la Junta Central Electoral (JCE) solicitó a la Dirección General de Presupuesto (DIGEPRES) que se de la totalidad y no la mitad de los fondos que le corresponde para ser repartidos entre los partidos políticos.
  9. El Ministro Adm. de la Presidencia el 23 de febrero -echó para atrás- e informó que el gobierno no sometería los recortes y que los partidos recibirán sus RD$1,260 millones completicos. 
  10. El director de DIGEPRES dijo que el organismo no puede desembolsar esos recursos porque el Congreso sólo aprobó la mitad que fue de 630.2 millones de pesos. 
  11. Jochy Vicente el Ministro de Hacienda corroboró lo que dijo el director de Presupuesto y agregó “Para darle cumplimiento a la decisión del Presidente de aumentar esta asignación, procederemos a incluir el aumento solicitado en la modificación presupuestaria que se realice después de Julio, la cual debe ser aprobada por el Congreso.”

Entonces, ¿quién dice la verdad? 

Esto manifestaron algunos actores políticos al respecto: 

“Engañó a los legisladores y traicionó el espíritu democrático al colocar la medida solamente en la parte introductoria de la pieza legislativa. Y ahora el Poder Ejecutivo se burla nuevamente de los diputados y senadores mostrándole que se salió con la suya y que la iniciativa fue aprobada sin que fuera conocida en las cámaras legislativas” PLD

“Lo que faltó fue comunicación, si se hubiera consensuado con ellos (partidos) se hubiese logrado la disminución de los fondos” Diputada del PRM, Shoraya Suárez

Bautista Rojas senador de FP dijo que era un engaño la reducción porque en la adenda que envió el Poder Ejecutivo, según él, no estaba establecido lo que explicó el director General de Presupuesto (Digepres).

“No es posible poner en la Ley una asignación de 1,260 millones de pesos y luego en un artículo decir: el Poder Ejecutivo podrá descontar lo que él entienda, no, tu especificaste en la Ley el monto asignado. Entonces el director de presupuesto dice que lo que finalmente se aprobó fueron los 630 millones, ahora yo quiero que él le muestre al país el cuadro número nueve de la Ley. En qué página de esa Ley está el cuadro con los 630 millones”, José Dantes, secretario de asuntos jurídicos del PLD

“No está en el ánimo del Gobierno contradecir ni entrar en enfrentamiento con los demás partidos de oposición, y mucho menos con una Junta Central Electoral nueva, que tiene opinión contraria al respecto” Ministro Administrativo de la Presidencia, José Paliza. 23 de febrero


*Adenda: Adiciones o complementos añadidos a una obra escrita y terminada.

Dejanos tu Comentario

*
*