Histórico de abstención y votos nulos municipal

Las elecciones municipales extraordinarias del 15 de marzo 2020 tuvieron el más alto porcentaje en abstención y votos nulos desde que se separaron las elecciones presidenciales de las congresuales y municipales en 1994. 

La abstención es una amenaza para la democracia porque significa que menos personas deciden, lo que afecta la representación igualitaria. Así mismo, un mayor número de votos nulos invalida la expresión de personas que ejercieron su derecho al voto y, por ende, afecta la voluntad popular.

Factores que pudieron influir en alta abstención:

  • Suspensión de elecciones municipales del 16 de febrero: al convocarse unas elecciones extraordinarias solo un mes después, se requería que cientos de miles de personas salieran a votar por segunda vez, lo que pudo derivar en desgaste y apatía.
  • Llegada del COVID-19 a territorio dominicano: dos semanas antes de las elecciones se había confirmado el primer caso de Covid-19, 4 días antes el virus fue declarado ‘pandemia’ por la OMS, un día antes se suspendieron los vuelos de/hacia países afectados y para ese día ya había 12 casos confirmados.
  • No hubo respuesta de las autoridades electorales sobre lo ocurrido el 16 de febrero: ya habían pasado 3 semanas desde que el gobierno le pidió a la OEA investigar el fracaso de las elecciones de febrero y aún no había (ni hay) un informe preliminar. Esto pudo provocar desencanto con el proceso electoral en general.

Factores que pudieron influir en votos nulos:

  • Aplicación por primera vez del voto preferencial para regidores y vocales: las boletas eran más grandes que en años anteriores porque incluían la imagen de todos los regidores o vocales, lo que pudo confundir a los votantes mal informados sobre el procedimiento de votación por 1 regidor(a)/vocal del mismo partido que el alcalde(sa)/director(a).
  • Poco tiempo para que la ciudadanía entendiera la nueva forma de votación a través de medios de comunicación luego de reemplazar el voto automatizado por manual menos de un mes antes.
  • Deficiencia en capacitación técnica de los miembros de mesas que estaban capacitados para voto automático: durante las elecciones, gracias a los observadores de escrutinio, se constató un patrón de errores en la anulación de votos. Por ejemplo, en muchas mesas se anularon las boletas que tenían marcadas el mismo alcalde(sa) en todas o parte de las alianzas.

Es importante que los procesos electorales se realicen con la mayor organización y formación previa posible para disminuir los niveles de abstención y votos nulos. De esto dependerá que tengamos  resultados más legítimos y representativos.

Dejanos tu Comentario

*
*