¿Izquierda o Derecha?

 
Por Jonathan Martínez 

Cuando se habla en términos políticos referirse a izquierda o derecha no tiene el mismo significado estricto que normalmente conocemos, sino que se refiere a dos corrientes o escuelas políticas que representan principios, valores y visiones muy distantes una de la otra. 

Podría decirse que son adversarios milenarios desde la era de la Revolución Francesa. Y que estos conceptos se asociaban a un tipo de persona, o por lo menos a lo que lo definía como ciudadano/a. 

Algunos dicen que esta historia se remonta a 1789 en Francia, cuando se creó una Asamblea donde se encontraban los diputados que representaban las dos posturas del momento. Del lado derecho se encontraban los que defendían al rey y la oligarquía política, integrada por los sectores de poder — así como la iglesia católica, entre otros comerciantes de alto nivel económico — quienes se situaron del lado derecho a plantear sus argumentos. Mientras que en la izquierda se encontraban quienes pedían más poderes para el pueblo y más derechos para la clase trabajadora. En fin, quienes luchaban por un cambio.  

Desde mi punto de vista, la izquierda y la derecha siempre han existido y data desde el inicio de la política misma y las distintas formas de gobierno.  Durante la primera guerra mundial, y los tiempos de Karl Marx y Lenin, se forjaba la filosofía izquierdista o socialista, así como también había quienes defendían la derecha y el capitalismo — una lucha interminable que ha dado más beneficios a la historia que a la misma sociedad. 

Ser de izquierda o derecha en la actualidad no puede descifrarse muy fácilmente. Incluso, podría decirte que en ocasiones serás más de izquierda y en otras más de derecha. Pero si analizamos de manera objetiva qué define que una persona sea de izquierda o de derecha sería un poco imposible, ya que cada ser humano actúa de acuerdo a su propia convicción, y ejerce la izquierda o la derecha según le convenga o le parezca.

Ahora, si buscamos un barómetro posiblemente podríamos decir que una persona pueda resultar más de izquierda que otra. 

¿Cómo podríamos deducir esto? 

Primero debemos analizar cuáles causas defiende o cual es su comportamiento frente a las distintas problemáticas sociales y económicas que se presentan día a día. 

Si, por ejemplo, una persona lucha por defender la protección del medio ambiente y protege la supremacía de los recursos naturales por encima de la explotación minera, podríamos decir que esta persona defiende ideas de izquierda. 

Sin embargo, si esta persona prefiere promover, sectorizar, y/o privatizar el área de explotación en busca de más ‘beneficios económicos para el país’ podríamos decir que este es de derecha. 

Hay toda una gama de temas que podríamos discutir, que van desde lo social, lo cultural hasta lo económico y religioso. Y de acuerdo a la postura que asumas, podríamos relacionar que tan de derecha es una persona o que tan de izquierda. Lo cierto es que definir con exactitud quién está en un lado o del otro no es posible. 

En la actualidad, los partidos políticos han utilizado estos conceptos para desligarse de algunos problemas, así como para asumir otros. Es por esto que es tan relevante la palabra izquierda o derecha en todo el hemisferio, sobre todo cuando nos referimos a temas políticos, o de interés nacional. No solo en América Latina, sino en todo Europa, y más allá, ya que ser de izquierda o derecha todavía para algunos representa ser de la USSRS o estar del lado de los americanos. 

Ahora que discutimos esto, ¿qué te consideras? ¿De izquierda o de derecha?

Dejanos tu Comentario

*
*