La alianza explicada

12 partidos pactaron llevar candidaturas comunes a la senaduría. Aquí te explicamos el por qué de este acuerdo. 

Alex Garcia, Máster en Derecho Internacional y Doctor en Filosofía en Derecho nos respondió algunas preguntas sobre el efecto de las alianzas para las distintas partes que se ven involucradas por estos procesos. 

¿Qué efecto tiene una alianza entre partidos políticos en el voto de los ciudadanos, hace que el proceso sea menos democrático? 

En esencia, los partidos son asociaciones de carácter político a los que el individuo se afilia con el deseo de militar y alcanzar la influencia suficiente como para impulsar los objetivos, intereses, valores, proyectos o visión de la realidad que posea dicho partido. 

En este tenor, inicialmente, la alianza entre los partidos afines y con intereses similares es plausible dentro de un sistema democrático, máxime si con estas alianzas se persigue aunar fuerzas para alcanzar poder político. Sin embargo, estas alianzas pueden ir en contra de los principios democráticos si significan una disminución sustancial en las opciones que tiene el votante a la hora de elegir, o si la presunta unificación de fuerzas muy contrarias, con ideologías, valores y objetivos muy disímiles, se orienta a la simple consecución del poder sin tener en cuenta si es factible volverlas operativas y funcionales.  

¿Contamos con un buen sistema de regulación de alianzas entre los partidos políticos? ¿Qué regulaciones son importantes aplicar? 

La recién promulgada Ley Núm. 33-18, de Partidos Agrupaciones y Movimientos Políticos, fue creada como marco legal tanto para asegurar la democracia interna de los partidos, como para fortalecer el sistema democrático constitucional. 

Esta Ley no establece lineamientos específicos de cómo deben darse las alianzas entre los partidos políticos, a no ser el artículo 25 numeral 12 que prohibía a los partidos ir aliados en su primer proceso electoral ⎯ que fue declarado como inconstitucional por el Tribunal Constitucional ⎯, y el establecimiento de unos plazos dentro de los cuales deben realizarse estas alianzas. 

Este hecho sí dificulta el juzgar las coaliciones, pero no significa que no exista un parámetro para enjuiciar su pertinencia o no. El criterio de juicio debe ser el fin por el que fueron erigidas. Si el objetivo es impulsar un proyecto político que beneficie los intereses de sus militantes, es positiva; si lo que se busca es favorecer los intereses particulares de grupos o sectores en desmedro del bien común, será negativo. 

¿Los pactos que se establecen en estas alianzas entre partidos son de conocimiento público? 

Los partidos cumplen una función esencialmente pública, por lo que existe el ideal de que todos los asuntos relevantes dentro de los mismo sean de manejo público. Se entiende que no todo lo que se trata dentro de las negociaciones de los aliados debe ser ventilado abiertamente, pero sí las condiciones en las que se dan las coaliciones, los beneficios mutuos que se ofrecen y los efectos reales o posibles que pueden surtir los convenios. Es evidente que una alianza puede desvirtuar la ideología, fines o hasta el carácter de una agrupación política, por lo que no es poca cosa que sean públicas las condiciones en las que se concretan los pactos. 

¿Se ha vuelto determinante la formación de alianzas para ganar elecciones en RD? 

En el panorama político actual, donde ninguno de los partidos va a la contienda electoral con una mayoría absoluta previsible, las alianzas políticas son más que necesarias. Sin embargo, la historia nacional nos ha mostrado que estas alianzas no siempre se han consumado teniendo en cuenta el beneficio del país y su sistema democrático, sino para beneficiar esferas reducidas de la oligarquía política y económica del país. 

Un PLD dividido, un PRM en auge y un LFP buscando legitimidad presentan una posibilidad de generar alianzas sinérgicas que den como resultado un equilibrio de fuerzas, lo que terminaría redundando en un fortalecimiento democrático, pues se podría atenuar el unipartidismo actual, y se abriría la posibilidad de un relevo político dentro de los puestos electivos nacionales.

Dejanos tu Comentario

*
*