Participación femenina en gabinetes como arma de campaña

Cada cuatrienio, el día 16 de agosto República Dominicana juramenta un nuevo presidente/a, que a su vez elige un gabinete ministerial que le acompañará a gestionar y administrar el Estado. La investidura de la toma de posesión conlleva un sinnúmero de protocolos, tradiciones y dentro de las tantas, algunas se han generado de manera espontánea, como la clara mayoría masculina que persiste en la designación de ministros y ministras, gobierno tras gobierno. 

Este tipo de cargos estatales que ocurren por designación presidencial suelen dejar dicho mucho sobre la voluntad política de los mandatarios. Según la CEPAL (2019), de 39 países de América Latina, el Caribe y la Península Ibérica, la República Dominicana ocupa el lugar número 10 con más bajo porcentaje de participación de la mujer en los gabinetes ministeriales.  Nuestro país ha podido generar políticas públicas para garantizar una mayor participación femenina en los puestos de elección política, pero sigue acaeciendo una representación mínima en puestos de dirección como los ministerios. 

En el periodo actual el país cuenta con 4 ministras de 23 ministerios para un 17.4% de representación

*Uno de estos 4 puestos es el de Procuradora General de la República, que aún teniendo rango de ministra es importante destacar que el Ministerio Público no es considerado un ministerio y tiene su propia Ley Orgánica.*

La promesa de la paridad, equidad y participación de la mujer en los puestos públicos ha sido utilizada como estrategia política y genera aceptación popular, sin embargo, lo que la historia revela es que los cargos para las mujeres siguen estando por debajo de la alta gerencia. 

Hipólito Mejía en el año 2000 prometió el 40% de los puestos públicos a las mujeres, pero una investigación realizada por el CIPAF siete años antes de que el presidente se pronunciara especificó que había ya, un 15% de mujeres en cargos de alta dirección, un 43% en cargos de autoridad de ejecución (direcciones generales) y un 43.1% en funciones de dirección intermedia como directoras departamentales, lo que quiere decir que el compromiso del 40% de participación solo aplicaría o podría ser válida si se refiriera a la alta dirección. 

Para el 2004 Leonel Fernández en su Plan de Gobierno establece que va a  “Promover la generación de empleo para mujeres en áreas no tradicionales”, nuevamente haciendo referencia indirecta a puestos de alta dirección, aunque su gabinete percibió solo un 14.2% de participación femenina con 3 mujeres ministras. 

Luego en 2012 durante su campaña, en el marco del Día Internacional de la Mujer, Danilo Medina exclamó: ““Yo prometo aquí que dirigiré un gobierno con más capacidad de mujeres en mi gabinete””. En el gobierno de Medina hubo 3 mujeres ministras durante todo el periodo y dos que entraron y salieron de manera transitoria. Josefina Pimentel destituida en su primer año, redujo el número a 3 y luego en 2014 se juramentó a la Ministra de Salud Altagracia Guzmán quien dura hasta el próximo periodo. A pesar del aumento, no representa un cambio trascendental ni cercano a equidad o paridad como lo había planteado en su programa de gobierno: 

Promover y proteger el liderazgo femenino y la participación en los espacios de decisión y conducción de políticas públicas en condiciones de equidad y avanzando hacia la paridad de género en la gestión pública.  Plan de Gobierno 2012-2016

En su segundo mandato Altagracia Guzmán renuncia y el mandato termina con 3 ministras y su nuevo plan de gobierno establece “Promoveremos el cierre de la brecha salarial de género y aumentaremos la participación de la mujer en puestos gerenciales de la administración”, retrocediendo y siendo tímido con sus anteriores posiciones y promesas sobre la paridad. 

Finalmente, el recién electo presidente de la República Luis Abinader en 2018, durante sus procesos de campaña afirmó, “En el Gobierno del cambio el 50% de las posiciones en el Estado serán para las mujeres”, exhibiendo el mismo error que Mejía en el 2000. Su gabinete actual tiene 4 mujeres ministras y su apertura en el anuncio de sus nombramientos a través de las redes sociales ha incentivado a la ciudadanía a ser contestataria sobre sus pronunciamientos, más las cifras siguen siendo las mismas. 

Plan de gobierno 2020-2024: Promover la participación de las mujeres en espacios de toma de decisiones del Poder Ejecutivo y otros sectores sociales. 

Abinader inició sus nombramientos a través de Twitter designando a todas las mujeres gobernadoras: “En las 31 gobernaciones provinciales, serán designadas mujeres. El liderazgo local femenino debe incentivarse y promoverse”. Lo que causó mucha controversia, siendo bien visto por algunos y algunas, mientras otras opiniones le  llamaron “puestos botella”. La participación femenina también es necesaria en los ministerios, desde donde se toman las decisiones principales sobre políticas públicas y de gobierno y hay muchas mujeres dominicanas preparadas con capacidad para ocupar tales posiciones en el Estado.

Dejanos tu Comentario

*
*