Los campesinos no tienen tierra

Los desalojos forzosos continuan siendo una práctica habitual en nuestro país. En esta ocasión se ha realizado a campesinos del Seibo que ocupan más de 20,000 tareas de tierra que fueron donadas por el Presidente Joaquín Balaguer y que pertenecen a un grupo de asentamientos familiares que el Instituto Agrario Dominicano ha estado realizando la labor de formalizar dichos asentamientos familiares, con tal de reconocer su legalidad de más de 50 años.

Esta práctica pone en riesgo los derechos humanos de las personas y al tratarse de personas mayores, campesinos productores de rubros dominicanos que aportan y dinamizan el mercado afecta la economía y estabilidad de los campos.

Estos campesinos pertenecen a estas tierras, su labor y sustento siempre ha sido trabajar con y para la tierra.

El desalojo forzoso “El hecho de hacer salir a personas, familias y/o comunidades de los hogares y/o las tierras que ocupan, en forma permanente o provisional, sin ofrecerles medios apropiados de protección legal o de otra índole ni permitirles su acceso a ellos”. Según la ONU.
1 tarea = 650 Mt2.

Esta historia continua en desarrollo. Se tiene previsto que el jueves 31 el IAD se reúna con ellos a darle una respuesta a su demanda. #lapolíticadetodo #ElSeiboresiste